Diciembre, gaviota y nostalgia.

Casi siempre escribo en las tardes y en las noches,
son las horas que más versos traen,
con la brisa fría de diciembre
y el cantar sincero de las aves,
que con el sol van a buscar ese refugio
que yo extraño tanto en tus brazos. 

Casi siempre escribo en las tardes,
casi siempre en las noches,
cuando las musas vienen a buscarme
y las palabras van escurriéndose en tinta,
y yo vuelvo a recordar a que saben tus caricias,
y el sabor de tus abrazos, los colores de tus besos,
yo recuerdo con más nostalgia
que se siente enredar mis dedos en tu pelo…

Entonces te escribo una carta, y lloro un poco
y te extraño el doble que hace un minuto.

Cuando la noche ya le gana al sol,
es cuando la brisa de diciembre me susurra
con mucha más ternura tu nombre y tu risa,
me dejo envolver de las memorias
que guardo en esa cajita que sólo Dios, tú y yo sabemos,
y entre tus cartas, tus fotos y tus poemas,
me encuentro todavía más enamorada
y convencida que soy y seré siempre de ti,
como siempre lo he sido,
como lo supe aquella tarde que comencé a escribir,
y sin saber por qué…
una gaviota me llevó hasta ti. 

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
16/12/2015

Anuncios

One thought on “Diciembre, gaviota y nostalgia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s