Entregarme a ti

Entregarme a ti,
con mis virtudes y defectos,
con mis colores todos,
con mi propia luz y la oscuridad que tú iluminas,
mis sueños todos.

Entregarme a ti,
con la completa calma de mi ser
y la fuerza del huracán dentro de mi alma,
con la lluvia que cae de mis ojos,
cuando te vas, cuando la distancia hiere.

Entregarme a ti,
cuando el sol se niega a alumbrarme
y las nubes grises se queman sobre mi cabeza,
de esos instantes mi fragilidad,
vulnerable como soy. 

Entregarme a ti,
con la certeza de que si caigo me atrapas,
si me duermo cansada de llorar,
tu cuerpo me arropa, tu amor me abriga,
y en mis sueños me haces fuerte.

Entregarme a ti,
sin más miedos que el de perderte,
despertar un día y no encontrarte a mi lado en la cama,
invadiéndome el frío,
salir corriendo tras de ti,
descalza sin más fuerzas que las que tu amor me da…
a encontrarte amor, a encontrarnos,
a decirte mi cielo, que nuestra historia no acaba nunca,
que haces despertar en mi a la mujer más valiente,
a la que es capaz de abandonar esta vida, si te vas,
y alcanzarte en la próxima estación.

Entregarme a ti,
cuando la calma ya nos alcanza,
cuando la lluvia se hace llovizna
y el sol nos espía entre las nubes otra vez.

Entregarme a ti,
con los vendajes despojándome las heridas,
esas que has besado y has sanado,
no importa lo profundas e infectadas que fueron,
me tocaste, me salvaste, me has salvado amor.

Entregarme a ti,
con la dicha sonriéndonos cada mañana,
con los sueños realizados colgando de las estrellas,
con toda la vida para vivirla amor, a tu lado,
siempre de tu mano, siempre anclada a tu pecho.

Entregarme a ti,
con la felicidad y la magia que de mis manos nace,
con el amor que crece y se fortalece con cada beso
que dibujo en tus labios, que tatúo en tu piel.

Entregarme a ti,
siendo hoy mucho mejor
de lo que nunca antes fui,
con las melodías que tu corazón
compuso para mí,
y me hacen bailar pegad a tu cuerpo…
eternamente tuya.

Entregarme a ti,
enamorada,
locamente enamorada,
perdidamente enamorada…
a tus ojos, a tu mirada, a tu piel,
a tus manos, a tu boca, a tu vida,
a tu alma, a tu locura, a tu fuerza,
a tu vulnerabilidad, a tu ternura,
a ti, siempre a ti, infinita de ti.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
14/02/2016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s