Amarte…

Amarte a ti,
es arroparme cada noche con tus sueños,
es verte caminar por las calles de mi memoria
y descubrirte siendo mío desde el primer recuerdo.

Amarte a ti,
es correr descalza, por la arena de la playa, en completa libertad
contra el viento, contra el sol, contra todo, hacia tus brazos
y saber que es ahí dónde pertenezco.

Amarte a ti,
es encontrar la llave perdida del cajón de los sueños abandonados,
y ver salir volando mariposas azules con destellos de inocencia,
entre sus alas tu nombre escrito, mi Luis Eduardo,
tú eres todos mis sueños. 

Amarte a ti,
es vencer al dragón de mis pesadillas con la espada de la Verdad,
que ahora merezco empuñar, porque me ha purificado tu amor,
porque mi sangre se volvió valiente y corre de mis venas a ti.

Amarte a ti,
es ver el sol saliendo en tu mirada, es sentir su calor en tus manos,
es sentirme completamente vulnerable, frágil y pequeña en ellas
y al mismo tiempo sentirme segura, valiente, eterna, inmortal…
Como sólo contigo puedo serlo.

Amarte a ti,
es encontrar la belleza de tus imperfecciones, es moldear en mis manos
tus pesadillas para convertirlos en obras maestras del mejor arte,
para decorar nuestro hogar con imágenes de nuestros sueños,
con las pinturas de tus triunfos…
y el mayor trofeo de tu gloria, quien lleva tu nombre.

Amarte a ti,
es desaparecer los fantasmas del pasado
con el bostezo, del aburrimiento crónico, en los días grises,
que luego yo quiero pintar de colores nuevos sólo para tus ojos
que miran siempre al mundo a través del cristal más claro,
justo y maravilloso que la vida te entregó como un don. 

Amarte a ti,
es descubrirme todos los días enamorada de tu belleza interior
y tu belleza exterior, de tu inteligencia y de tus aciertos,
de tu locura y tus desaciertos, de tu sonrisa,
de tu ceño tenso de molestia, de todas las travesuras
que tú, niño travieso, puedes cometer
y atreverme a romper ventanas contigo para escapar al exilio de la felicidad.

Amarte a ti,
es romperme en pedazos si pienso si quiera en un instante sin ti,
es temer que algo malo te pase, de llorar inconsolablemente si te vas…
Amarte es entregarte todo de mí, aunque ni yo me conozca tanto,
descubrirme en tus ojos como la mujer más bella,
descubrirte tú en los míos como el hombre más guapo,
saber que cada átomo de mi ser y la energía que me compone
late, respira, camina, vive, siente, se excita,
tiembla, jadea, gime, grita, muerde,
come, bebe, se sacia, por ti, de ti,
que todo de mí te pertenece por amor,
por ternura, por pasión, por fidelidad…
por siempre, sólo a ti.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
11/02/2016

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s