Despierta…

Pasaron las lunas más hermosas, y me las perdí por no verlas reflejadas en tus ojos. Quería despertar al sueño del amor que se descubre en las pupilas de un soñador que vuelve a la vida, a besos y sonrisas, pero frené a mis alas… No quise mirar… No quise sentir… No quise vivir…

En cambio, tú nunca te rendiste y tu amor llegó a golpear la puerta, a romper las ventanas y a desprender el techo de la casa de muñecas estropeada donde me escondía, para dejarme respirar y ver que siempre ha habido un mundo allá afuera, que la magia y las fantasías son reales si las vivo contigo, y que sólo tú puedes enseñarme su belleza. 

Ahora yo no sé amanecer si no es en tus brazos, ni le encuentro sentido a mi reloj, por las horas de mi vida que he estado sin tus besos, por las noches de dormir sin tu calor. Hay heridas en mis labios que sólo tú puedas sanar, hay heridas en mi alma que han dejado de sangrar… y que tú, con tus ojos que traspasaron mis muros, me han dejado vulnerable hasta la piel.

Y ya no tengo más excusas, ni tengo más mentiras, sólo soy yo, descubrir que has despertado a una niña, que dormía en la eterna huida de miradas y miedos, y con los ojos abiertos, heridos de luz, te ha mirado fijamente agradecida por tu voz, tu voz que ha calmado sus demonios y le trajo hasta aquí… Donde no hace falta huir.

He llegado a mi hogar y mi hogar está en ti.

Siempre tuya…
Ana Isabel

San Miguel, El Salvador
09/03/2016

Anuncios

2 thoughts on “Despierta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s