Lo que no sé te explicar

Cada mañana me trae un recuerdo colgado en tu cuello, una nota tan dulce de ti, de tus labios diciéndome “bonita” y una lágrima sostenida entre mi corazón y mi sonrisa. En ese momento hay tantas cosas dentro de mí que quisiera decirte, pero las palabras no se me dan bien cuando me invade por completo un sentimiento que no me sé explicar.

Cómo te explico cuánto me gusta ser de ti, saber que entre estas sábanas y dentro de nuestras cuatro paredes, existe todo el amor que puede salvarnos.

Cómo te explico que si cierras los ojos y duermes profundamente, entre tus suspiros yo te sigo a tus sueños deseando quedarme ahí, escrita en cada página de tu vida y siendo cada instante de felicidad merecida, para ti.

Cómo te explico que cuando no estás cerca, una parte de mí se arranca de mi piel y de mi alma y se va contigo, a buscarte desesperada para hacerte volver, para hacerte sentir que aunque estés lejos sigues siendo para mí la única verdad que merece la pena conquistar.

Cómo te explico que esa parte de mí que va contigo a todas partes sin que tú lo sepas, también en las noches duerme a tu lado, y mi cuerpo acá, frío y desolado, se está muriendo por alcanzarte también.

Cómo te explico que a veces quisiera detener el tiempo y que no se escape la ternura de tus labios ni la dulzura en tu mirada acariciándome y calmándome, que no se nos escape lo sublime de la vida que nos ha unido.

Cómo te explico que ahora que no estás conmigo, me arde el corazón de tanto extrañarte, mis pulmones se llenan de tu ausencia y respirar me duele, me quema el dolor de tu indiferencia y un frío abrasador recorre mi espina dorsal paralizándome de terror, y llegado el momento de perder el control de todos mis sentidos por culpa de mis pesadillas, me rindo y te dejo hacer de mí lo que quieras, porque yo no sé vivir sin ti.

He abierto mi pecho y te he dejado ver mi corazón, me he despojado de autodefensas y mis propios reproches para que sean tus palabras las que golpeen y den forma a mi esencia, el precio más alto que he tenido que pagar, ya lo pagué…

Cómo te explico que cuando siento que ya no puedo más, sin pedírtelo, tu corazón se apiada del mío y suavemente me duermes en tus brazos otra vez… Y aunque sea un sueño, despierto y de nuevo soy fuerte, por ti…

Y no, no me cansaré de intentarlo.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
09/05/2016

Anuncios

One thought on “Lo que no sé te explicar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s