La pieza exacta

Para amarte mi vida, no me faltan motivos
porque para amarte no tengo remedio,
porque para amarte infinitas son las razones,
porque para amarte, no me bastaran tres eternidades.
Soy culpable, lo que siento es irreversible,
ya lo ves, soy adicta de tus besos y de tu aliento,
de tu voz, de tu tiempo y de tus aciertos,
soy de ese espacio entre tu piel y tus huesos
donde perfectamente encajo y me vuelvo pequeña,
valiente, sincera, una ardiente estrella,
imparable, dulce prisionera, esclava de tus bailes,
y te inundo de brillo la superficie de tus mares
y la profundidad de tus sentidos los descubro hechos cristales,
diamantes preciosos, corales y perlas azabache,
de belleza inmensurable, de excelsitud incomparable,
impenetrable a la apariencia, inalcanzable a los disfraces…
Cómo voy a negarme a enamorarme con la locura perfecta
que me quema las venas y me hace arder el corazón al pensarte.
Que más podría hacer que rendirme ante ti y la magnitud de tu fuerza,
y dejar que la gravedad de tu corazón y de tu cuerpo me atrape,
y dejar que el ardor y la rabia de tu amor me marque y me moldee,
para ser la pieza exacta que falta en el puzzle de tu corazón…
el engranaje que mantenga tu vida en movimiento constante
y para ser la más perfecta de todas tus obsesiones…

Yo te amo y no tengo remedio,
de ti, mi amor perfecto…
jamás voy a curarme.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
20/05/2016

Anuncios

One thought on “La pieza exacta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s