Ven y acuéstate a mi lado

Ven y acuéstate a mi lado,
recuesta tu cuerpo cansado junto al mío,
recuesta tu alma y tu corazón sobre este nido
que he hecho con caricias y con sueños
sólo para ti, para calmar este silencio,
este tormento de no saber a dónde iremos.

Ven y acuéstate a mi lado,
hagamos tregua entre los dos
toma mis manos y encuentra en ellas amor,
cerraré tus ojos con un beso
el temblor de mi corazón se calmará en tu pecho,
entre mis brazos podrás dormite
y no vendrán pesadillas, ni panteras, ni desiertos,
porque estás conmigo y he de cuidarte a cada momento.

Ven y acuéstate junto a mí,
que el único enredo entre nosotros
sean mis dedos entre los tuyos,
sean mis labios aprisionando tus labios
hundiendo un beso en tu corazón,
sembrando el amor en la fértil poesía,
donde florece el intenso sol de tu voz.

Ven y acuéstate junto a mí,
no habrán más muros levantados ni soledad,
caerán fronteras y no habrá destierro
para este amor que ya venció el frío,
nacerá de mis besos, evocada al cielo la paz anhelada,
los recuerdos nuevos que se irán tejiendo entre las sábanas,
los suspiros por cada luna que nos habremos robado
de cada una de las noches en que nos iremos amando.

Ven y acuéstate conmigo,
que te abrigaré con la ternura que me inspiran tus ojos,
que me robaré del cielo, también una estrella,
para iluminar tus sueños, para que no te pierdas,
para no perdernos, para no confundirnos,
el norte siempre será mi destino,
tu pecho el puerto donde me he anclado,
mi suerte tu cometa, mi calma tu respirar,
mis versos tus secretos, mis besos tu manantial,
para saciar esta sed de amor y desenfreno.

El lenguaje que sólo mi corazón y el tuyo conocen,
ese que resuena más allá de la distancia,
ese que palpita en el centro del planeta
ese que es esencia de todas nuestras letras,
ese que para oídos sordos no es más que silencio,
ese que para nosotros es sinfonía del hermoso cierzo,
que nos envuelve esta noche haciendo un escudo
claro como el brillo de tus ojos, transparente como mi voz,
no hay obstáculos invencibles,
y mientras tú duermes conmigo,
y te abrazo fuerte con mi vida,
me siento la mujer más completa y más afortunada
que habitó jamás esta tierra.

Ven y duerme junto a mí,
ven y acuéstate conmigo,
ven y quédate a vivir en mí,
podemos ser uno mismo cada nuevo amanecer,
ver como el hielo se va diluyendo,
como el corazón se nos va iluminando,
con las manos tan llenas caricias,
con los labios ardiendo de besos esperados.
Cerraré las ventanas, la puerta y que se rompa el techo
que los únicos testigos de este eterno encuentro
sean los astros que conocen nuestros profundos deseos.

Ven y acuéstate a mi lado,
para dormir, para soñar,
para vivir, para amarte
dentro de un sueño que no tiene fin…

Ana Isabel
San Miguel, El salvador
29/06/2016

 

Anuncios

7 thoughts on “Ven y acuéstate a mi lado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s