La fuga de un rayo de sol

Va a volver la brisa nocturna susurrándole a un búho
que hay misterios avisando detrás de esa puerta,
que no se han cansado mis alas y mi memoria está repleta
de las mil maneras que tienes de rendirme a tu encanto
y las diez mil caricias que hacen todo el año diciembre,
que aunque mi voz se apague y en mi mirada llueva a veces,
dentro estoy luchando por volver a verte.

A diario, cada vez que respiro, cada vez que miro tras esa puerta,
se me hace un nudo en el corazón y se me estruja la calma,
dentro mío, dónde me habitas, me tiemblan las ganas de ti,
me rasguñan los reproches y a veces me golpea fuerte tu silencio,
pero siempre te muestro mi mejor sonrisa, aunque las señales fallen,
y siempre está para ti, mi mirada llena de amor, de esperanza…
porque no tengo otra manera de sentirme contigo,
sino es enamorada y completamente rendida a ti.

Otras manos podrán llegar a tu encuentro, otros besos en otros sueños
otros ojos y otra piel podrán despertarte y ser razón de tus letras,
pero nadie es más tonta que yo para amarte como te amo
y nadie es más valiente que yo para aguantar de frente lo que hoy duele,
otros podrían huir viendo alrededor como todo se hunde, pero yo me quedo
porque siempre será más grande el amor para mí que este desastre.

No quiero guardar mis esperanzas para mañana, ni todo este amor,
con la calma que me envuelve ahora mismo el corazón quiero decírtelo,
corriendo siempre el riesgo de que me digas que no, yo te amo siempre,
corriendo siempre el riesgo de que me digas yo no, te sueño y te deseo…
Me siento muy niña y muy tonta a veces, es una locura pero así es como me entiendo,
atenuando mi voz para nombrarte, soñándote a todas horas despierta,
acompañando de suspiros cada segundo en que te pienso, recomponiéndome.

¿Has visto cómo a veces en medio de todas las nubes un rayo de sol se fuga?
Puede que el cielo haya permanecido nublado durante todo este tiempo,
pero cuando menos lo he esperado ha sido certero ese rayo, y te he sonreído,
te he llorado y no de tristeza, te he descubierto otra vez, con tu esencia en los labios…
y mi corazón completamente enloquecido, late como si te lo dijera a los gritos,
otra vez pero con más fuerzas: no quiero nada sin ti, lo quiero todo contigo.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
21/07/2016

Anuncios

3 thoughts on “La fuga de un rayo de sol

    • Ana Romero

      Muchas gracias por tan bello comentario 🙂
      Si sientes la poesía al leerla, si hay algo con lo que conectas en cada verso, la poesía sin dudarlo está en ti. Es así, si lo sientes, está ahí. Lo escribas o lo leas.
      Buenas noches 🙂 Duerme bien.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s