En medio de la hoguera

Entre un montón de ruinas de lo que no he sido
existe una sola verdad a todas las preguntas,
escribo porque es la única manera en la que fluye
mi corazón contra la corriente de pensamientos embusteros
que me dicen todo el tiempo que soy un caso perdido,
y yo sé que me miente, y yo sé eso no es cierto,
por eso jamás en mis versos ni en besos habrá sabor a renuncia.

Se robaron las canciones de los pájaros de esta tarde,
enmudeció la brisa para dejarme desprotegida contra mi propia voz,
y me hablé a mí misma intentando romper el silencio de este espacio
y encontré que tenías razón, a veces no me entiendo ni yo,
pero mi corazón tiene otros planes y a él como a ti, tampoco le puedo decir no,
entonces hablé con él y como tú, me mando a callar la desesperación,
que le escuchara más, que pensara menos, que sintiera total,
me dijo que las historias más reales son aquellas en las que no se cree,
y que puede que ahora mismo yo no exista en tus renglones o no sea más
que sólo un borrón, una tachadura, un error gramatical desahuciado,
pero me estoy escribiendo en este tiempo atribulado, para encontrarme como soy yo,
a las letras me sé dibujar y pintar tal y como realmente siento, pienso y vivo,
y como poesía y como arte, quiero ser descubierta por tu corazón.

Me he mirado en el espejo y no me encontrado,
me han susurrado los demonios que también hoy he perdido,
y aunque el daño en mi puño ahora sea irreversible,
mi mirada se ha endurecido contra todos y me he roto,
no me vas a ver así de mal otra vez, porque mientras tú no lo esperas
yo me reconstruyo, en medio de la hoguera yo me hago en sus ascuas,
me moldea el dolor y se me van forjando en el tiempo mis alas,
y cuando tu mirada por bendita fortuna se vuelve a mí, estoy entera al fin…

Como te explico que es involuntario lo que ha pasado en este tiempo,
todos los silencios incomprendidos, las palabras sin eco…
que amaría en este momento suplicarte que me calles a los besos,
que me ganes esta apuesta por la paz,
que me hagas desfilar por las líneas de tus manos,
transitar entre tus dedos como la moneda de la suerte de un ilusionista,
aparecer entre tus brazos suplicando en la medida de lo imposible
que me hagas parte de tu camisa, de tu pecho, de tu piel, que me sientas
el corazón tan lleno de mareas vivas que gritan tu nombre,
tan lleno de la poesía que ha nacido de esta tarde soleada y tan fría,
que él, que no miente te lo diga mejor que yo con mis palabras tontas,
nunca había sentido que mi vida valiera algo más que unos números,
pero contigo, como mi único sueño y la razón por la que hoy escribo,
tengo claro todo por lo que lucho, me desarmo y me reconstruyo,
es por el sabor de tus besos, el aroma de piel y el color de tu voz…
por la luz de tus ojos, el fuego de tu corazón y todas las virtudes de tu alma.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
24/07/2016

Anuncios

2 thoughts on “En medio de la hoguera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s