A cambio de nada

En otros tiempos y aun ahora
la gente ha añorado la eternidad,
ofrendando a sus dioses el alma
a cambio de una vida después de ésta…
Pero yo quiero sumar mi eternidad con la tuya nada más,
repetida hasta el infinito,
por eso es tuyo lo único inmortal que poseo,
este alma que ya no está conmigo,
que tomaste desde aquel primer beso…

No me mires, estoy creando un momento,
uno que perdure mucho más que el cielo,
cierra tus ojos y permite que mi amor
sea estrella guía a todos tus sentidos.
Mírame entonces así…
conectando tu corazón y tus manos a mi piel,
y lee cada hoja escrita de mi libro para ti…
que vine a entregarte mi alma sin necesitar un porqué.

Al final todo lo que quiero es morirme
y revivir en tus brazos, siempre en tus brazos,
descansar de mí misma bajo tu piel,
tejer caricias de media luna en tu pecho,
beberme el café de tus ojos
ahogando las dudas en ese mágico e infinito
mar en calma de tu universo literario,
todo el enigma de amor que guardas dentro.

Tanto me quiero llenar de tu vida
como vaciar la mía en tus manos,
endulzarte las horas con mis besos,
ceñirme a tu piel, encajando perfectos los abrazos.
Contigo las mañanas comienzan en tu cuello
y acaban enredadas entre las sábanas
y nuestros cuerpos tibios y aun sedientos…
esas mañanas y cada hora de mi vida
son las que me apetece regalarte
durante la inmortalidad del tiempo
a cambio de nada…

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
24/08/2016

Anuncios

8 thoughts on “A cambio de nada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s