Cómo a ti se entrega toda la poesía

Jamás había intentado ponerle letras
a un sentimiento muy mío,
sin que ellas se volvieran un muro
para refugiarme con mis propios miedos.

Ahora que es tan diferente escribir sintiendo
el amor superlativo para el que no alcanzan las palabras,
que escribir sólo para disimular mi soledad y mi tristeza,
te escribo cada uno de mis poemas con el sello de mi esperanza.
Ahora que desnudo mi corazón para escribirte,
me llena hacerlo a algo tan bonito y real como tú,
lejos de la fantasía y los sueños de papel de antes,
porque sentirte a ti, real y perfecto, lo supera todo.

Porque tú lo superas todo.

Si me preguntas por qué sigo amándote
la respuesta será siempre: porque eres tú.
Porque has sido y seguirás siendo la única persona
capaz de romperme las cadenas de mi propia torpeza ,
retándome a encontrar mi verdadera forma y esa belleza
que sólo ojos cómo los tuyos podrían descubrir
en lo complejo de mis maneras y en el temblor de mis labios
al decirte por primera vez que te amo
en un beso que jamás fue de nadie, porque siempre fue tuyo,
y estuvo a la espera de tu boca y el cielo que me regalas con ella.

Si quieres saber por qué aún te amo,
te diré que no tuve antes entre mis manos
otras tan llenas de amor como las tuyas,
con la magia en ellas para imprimir en mi piel
caricias que no se han borrado nunca,
que vuelvo a sentir cada vez que te pienso,
y me siento parte de tu universo
cuando siento encajar exactos nuestros dedos
y la seguridad con que me sostienes…
entonces siento que es mi destino no soltarme
del auténtico delirio de recorrer la vida contigo.

Yo te amo porque eres tú,
porque me fue dada bajo tu estrella y con las iniciales de tu nombre
la única oportunidad de ser completamente feliz y valiente,
porque eres tú el enigma favorito que disfruto descifrar,
la soledad más deliciosa compartida en libertad,
porque representas la calma en las noches de tormenta
y del asfixiante silencio que algunas veces me destroza,
porque eres el hogar de mis latidos y de mis letras
y es sólo en tus brazos donde estoy a salvo de mí misma.

Te amo porque me salvaste siempre de la absurda nada,
y te volviste el todo de esta vida
que cobro sentido hasta que llegaste,
porque aunque existe el cielo y quizá un infierno
no me importa nada,
sólo descubrir que estás aún conmigo
cuando despierto cada mañana,
saber que el mundo es tan pequeño
y se borra cualquier distancia
si construimos juntos un nuevo sueño,
y hacemos del amor el sustento de nuestras almas.

Te amo porque no existe otro ser tan maravilloso como tú,
que cubra al mundo entre versos y tanta luz,
que entregue completo el corazón hasta los límites
y después de cruzada esa puerta hacer mejores caminos,
sin mirar atrás y sin arrepentirse de nada
porque has escrito ya una historia que jamás se olvidará…

Y te sigo amando porque no puedo evitarlo,
ni sé cómo hacerlo, ni querría jamás intentarlo,
porque pasarán los años y estaré siempre latiendo
tu nombre con tantas ansias, mi amor con tanto fuego.

Y te sigo amando porque así lo he decidido,
porque cada trocito de mi alma sabe que eres su dueño,
y anhelo con todas mis fuerzas que no me faltes nunca,
que el tiempo no se acabe y que sean infinitos los días
para entregarme a ti cómo sólo tú lo mereces,
para entregarme cómo a ti se entrega toda la poesía.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
21/02/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s