Espiral

Como la espiral de esas lunas ajenas
que siempre te devuelven recuerdos del mar,
que callan sonidos lejanos de mi llanto
y mueven mareas sin comienzo… ni final,
así, invade a mi mente tu voz y te nombro.

Camino despacio y mi mano se cruza
la suerte entre los dedos para poderte encontrar,
me mudo de la pena al paraíso de tu espalda
y le sumo a tus besos los míos… y tú…
le sumas a mis ganas tu delirio sideral. 

Y en el sinsentido de quedarnos dormidos
nuestro sueño más fiel nos espera en vela,
al borde del tiempo, ahí donde se escribe
la carta más dulce a la pequeña memoria que se fue…
y que ha prometido volver, el día que estemos listos.

Y al fin despierta bajo tus alas, naufraga y desnuda,
mi musa soledad aferrada a tu verdad,
y encuentro finalmente quién soy yo
cuando en la oscuridad profunda de tus ojos
nace de nuevo el brillo de este amor que nos salvó…

Y la espiral ahora envuelve en recuerdos de los dos.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
22/03/2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s