Tú, tan pequeña 

Tú, tan pequeña,
tan callada,
tan perdida.

Tú, tan estrella,
tan fugaz,
tan sin luz.

Ardes hasta apagarte,
vuelas hasta caer,
saltas al vacío
sin sufrirlo,
resignada al desenlace,
esperando desaparecer.

Tú, tan desastre,
tan sin sueños,
tan volátil.

Tú, tan desierto,
tan sin lluvia,
tan de momentos de ira…

Duermes al amanecer
y separas tus desdichas
del único recuerdo de felicidad
que guardas de tu ayer…
para no verte crecer,
para no doler en tu soledad,
para no despertar en tu infierno,
para sobrevivir al frío de tu silencio…
para no sentir el filo de tus fracasos
que no son tuyos, son todos impuestos…

Seguirás añorando su abrazo
que te acepte y que te quiera más…
mientras aguantas el huracán
de sus gritos y sus reproches…

Y yo guardaré la esperanza de sentir que todavía
estoy a tiempo de enseñarte a sonreír,
a aceptarte y a quererte un poco más…
que aunque sigues siendo mi pequeña,
eres más grande y más fuerte que el huracán.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
15/10/2017


ACOMPÁÑAME EN MIS REDES SOCIALES:

facebook    twitter    instagram


 

Anuncios

5 respuestas a “Tú, tan pequeña 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.