Video Poema: Exquisito | En la voz de Antonio Caro

Ha sido una sorpresa para mí que me contactara Antonio Caro Escobar del blog Velehay, más cuando me comenta que deseaba darle voz a mi poema “Exquisito“. Mi más sincero agradecimiento hacia él por el tiempo que se ha tomado para elaborar este bonito vídeo y darle vida con su voz a mi poesía.

Les dejo acá el enlace a su entrada y el vídeo para que puedan disfrutarlo:

Que la pasen bien en el cachito de fin de semana que queda y mis mejores deseos para la semana que ya comienza.

Un saludo a todos y todas. 🙂 ¡Hasta la próxima!

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
25/11/2018

Anuncios

Despertar más allá del placer

Me complace compartir con ustedes el siguiente poema, escrito a partes iguales con Luis Eduardo – Messieral. Juntos también grabamos el audio para el VideoPoema de esta colaboración. Puedes encontrar el vídeo al final de esta entrada.


Despertar más allá del placer

Quiero nombrar en tu cuerpo
las ciudades que, una vez, escribí en un cuento;
callar, cuando tus piernas sepan de memoria
el parecido que guardan tus lunas con mis euforias.

Y desnudarte despacio la cara,
como desnudan mis besos tu boca;
resistir en tus manos las horas
que sean necesarias para reescribir las memorias…

Ven, se testigo del fuego que enciendes
justo al centro de este invierno y mi ser;
reclama mi cuerpo y el temblor de mi alma,
reclama eternamente tuyos mi deseo y mi sed. 

Y despacio descúbreme y enrédame
a los hilos de tu destino, a tus caminos, 
que si hay perdición y condena, milagro y paraíso
quiero ir de tu mano y conocerlos contigo.
Continue reading “Despertar más allá del placer”

La Cima Más Alta

Y yo, me he grabado con fuego indeleble
tu amor entre mi sangre, y sonríe paciente
mi corazón que confiado ya descansa entre tu labio,
porque ahora te he encontrado, te poseo,
porque ahora estamos juntos en la cima más alta…

Luis Eduardo (Messieral)

Messieral

Tú me has escrito con el lápiz
que trazaba tus suspiros e ilusiones,
siempre estuve porque me trajiste a ti,
porque me querías cerca, porque me querías.

No te he dejado de pensar un sólo día,
no te he dejado de querer, ya eras mía,
desde que una gaviota alzó el vuelo
adentrándose en el cielo de mis ojos,
desde que unos versos precipitaron
llovizna refrescante en el paisaje de mi sol.

Tú me has escrito con el lápiz
que quebró su mina en el intento,
que intimó a cuenta gotas con el viento
de las cinco de la tarde que me vio soñarte…

Tú me has escrito con el lápiz
de tus intensos romances
y aquí me tienes, pero no será por cerca
mi presencia todo lo que soñaste,
superaría cualquier ilusión tuya
por demostrarte que siempre fui el mejor,
que siempre pude darte algo mejor…

Y yo, me…

Ver la entrada original 50 palabras más

Amar y Bien… Muy Bien

Lo que descubrirán en Messieral es algo único, auténtico y extraordinario… No encontrarán otras historias como las suyas, llenas de detalles, lugares y sentimientos que ni imaginaban…

Estoy más que encantada y orgullosa de invitarlos a leer Luis Eduardo en su blog: https://messieral.wordpress.com y se dejen cautivar por su arte, su talento y su magia.

Messieral

Al final terminé por darte mis alas de jaguar y mis plumas de quetzal, te juro, de todo corazón, que no eras mi intención pero como las mejores cosas de la vida, sin planearte he terminado amándote, con cada fibra de mi camaleónica esperanza e inquietud.

Yo no esperaba latir por ti y, finalmente, he comprendido que sin ti no podría ya sangrar, mi sangre guía barquitos de contrabando, que trafican ilegalmente tus mejores sonrisas. Estoy totalmente lleno de tus maneras, suspiro si tú caminas sobre la tierra amainando litorales sólidos de desesperanza. Me gustan tanto tus piernas de caramelo, endulzas con tus deambulantes pasos las calles de mi vida, me habitas y me obligas a redecorar la habitación de mi corazón sólo para ti.

El espacio sideral de mis recuerdos lo has coloreado con la pintura que traías en las uñas, tu labial ha marcado en mi pecho su seña indeleble, como…

Ver la entrada original 801 palabras más

Sello Inmortal de Tres Letras

Tenía el alma de plata y el alma con sonrisa de mar, cuando caminaba una estela de magia aplaudía detrás. No recordaba su nombre, no sabía si amó, se arrodillaba frente a la brisa para disfrutar del silencio ruidoso del atardecer. Era tristemente feliz o felizmente triste, siempre vestía distinto, mudaba su semblante una vez al día…

De vez en cuando se le veía jugar con la silueta maltrecha que le acompañaba los pasos, en las horas de luz de su mundo abstracto. Una inquietante huida, un juego circular. No importa donde fuera ni que tan rápido corriera, si dejaba que la luz la alcanzara, ella seguía ahí pegada a sus pies y a sus huesos. Pero cuando se cansaba del juego, se apartaba a las sombras del mismo portal de todas las tardes y miraba el cielo como esperando que se abriese…

Cuando la lluvia venía, la disfrutaba como caramelos macedonios deshaciéndose en su boca. Compartía los secretos de sus alegrías con el atisbo de luna que se plantaba frente a ella en las tardes de febrero. Tenía calma en cada paso y mucha prisa en añorar que el sol nunca dejara de rotar al rededor de sus huesos, disfrutaba del oleaje del viento sacudiéndole el cabello, cabello enaltecido por dos mariposas azules escarlatas que se posaban en su cabeza, un sombrero de pirotecnia y ocho semillas de jengibre para no perder el camino de vuelta a casa. Continue reading “Sello Inmortal de Tres Letras”

Las Blancas Sedas del Infinito

El desierto en mis labios
y el milagro de tus besos,
lloviéndome tu lengua,
mojándome las ganas…

Se estremecen mordidos tus tobillos
por la fuerza estrepitosa del deseo,
en esta noche que envuelve cada pétalo caído
hacia el suelo de caminos que hace el mar.

Un corazón palpitante, arde en llamas,
se quema y regocija en el atlas de tu cuerpo,
los puntos cardinales de tu alma me poseen,
de mi andar eres guía, de mis secretos mieles.

Yo soñé contigo hace tantas lunas y hoy eres realidad,
un soneto de luciérnagas azules que me besan al despertar,
el sonido predilecto de mi imaginación, la restauración del placer,
el trocito de cielo que quiero habitar y cometer.

Llévate el frío, sácalo por el balcón,
hay una alfombra que prender en llamas
en una habitación que nos respira a los dos,
una fantasía de seda, vino, carmín y piel.

No queda espacio en tu lienzo que no te bese mi alma,
y me embriaga la esencia de tu ingrávida desnudez,
enviciando mis sentidos, corrompiéndome la sed,
repito una y otra vez el camino de tu boca hacia el edén.

Y me vuelvo a encontrar en tu norte
con el hambre que respira si te ve,
me atrevo a afirmar sobre tus costas
el naufragio de mis manos en tus poros,
la noticia del fulminante impacto estelar
que ha creado un universo nuestro y de alma Parfisal.

Lo debieron descubrir los ancestros del tiempo esa noche,
cuando vino el trueno de su envidia y recelo,
que bajo las blancas sedas del infinito que nos cubre
está la maravilla enigmática del amor que hemos creado,
el big bang de lo nuestro, el eterno brillo del sol en tu pecho,
la noche de la muerte perfecta para renacer en tus besos.

Luis Eduardo (Messieral)
& Ana Isabel (Versos en tu piel)
16 de febrero de 2016