La Chica Desnuda de la Calle Rotterdam

La chica desnuda de la calle Rotterdam,

es también la chica al frente del piano que jamás
olvidaré, ni olvidarán las azucenas que una vez
deshilaron la magia de sus notas al nacer.

La chica desnuda de la calle Rotterdam
cuida sus manos de las caricias del nopal,
llueve preciosa sobre el lienzo de ciudad
que ahora me abarca con tranquilidad
y esboza hermosa el cante de un quizás.

Si te dijera cuánto sueño
con la chica desnuda de la calle Rotterdam,
olvidaría por un instante su figura,
anidaría todo el entrevero del comienzo
de aquellos días en los que la empecé a adorar.

Puede ser que los días me lleven a ella,
o que el momento se acerque como prueba
que habrá que superar para poderla conquistar;
puede ser que los manantiales de hojalata
nos aparten de la tarde en que quisimos cruzar nuestras miradas
y que en su piano una nota nos acaricie el alma.

La chica desnuda de la calle Rotterdam
viste su piel con las fragancias más cercanas
al mismísimo sabor de la divinidad, de la verdad;
se angustia si mis manos no se acercan
sin previo aviso a las mañanas que jamás olvidará.

Pero rompe el frío aquel silencio
y sus manos de cristal se hacen de hueso,
de la carne más impresionante, a destiempo,
cuando una Diosa se desviste de su humano cuerpo;
la chica desnuda de la calle Rotterdam
es también la chica al frente de los labios que jamás
olvidaré, que jamás quise enjuiciar, entre los pliegues de mi beso roto,
mientras iba aprendiendo de su saliva a amar, a besar de todo…

La chica desnuda de la calle Rotterdam
grita con sensualidad las palabras de los mares,
me abraza con la misma prudencia de las cuerdas
que aún atan a nuestros secretos mil lunares…

Pero rompe el frío aquel silencio
y sus manos de cristal se hacen de hueso,
de la carne más impresionante, más transparente,
cuando una Diosa se desviste de sus antiguas calles;
la chica desnuda de la calle Rotterdam
es también la chica al frente de los pechos que jamás
olvidaré, ni olvidarán las hebras de mi mansión en llamas…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 18 de febrero de 2,017



Visita mi nuevo canal de youtube y suscríbete, muy pronto comenzaré a subir nuevo contenido. Necesitamos llegar a 100 suscriptores para poder habilitar el nombre Messieral
como enlace al canal, ¡Nos haces falta tú!

Origen: La Chica Desnuda de la Calle Rotterdam

Anuncios

Fronteras

Recomiendo que visiten todos el blog de Messieral, y se dejen llevar por su elegancia al escribir y su maravilloso talento con las letras que se puede notar en cada verso.

Messieral

Vamos,
por el bien de la historia,
de la nuestra;
por el bien del amor
y del pasado,
ven a esta tierra
que me vio nacer
y que me vio aprender
como amar,
como ser
y como entregar
el corazón,
a una mujer
tan hermosa
como tú;
sin una justa
o necesaria razón,
cruzando fronteras
si hacía falta;
porque siempre hace falta amor
y a este año volver a vernos juntos a los dos…

©MESSIERAL | messieral.com
Ciudad de Guatemala 24 de enero de 2,017

Ver la entrada original

Tú me Puedes Salvar

Visita a Luis Eduardo en su blog Messieral y descubre el encanto tan elegante y delicioso de su poesía…

Messieral

Vas desprendiendo
la herida de mi cuerpo,
sanas despacio el suicidio
de tantos y tantos sueños…

Tú me puedes salvar,
tus besos me hacen tanto bien,
me quiero mudar a tu vida,
callarme las ganas de atarme
al collar de tristezas vencidas…

Vas intentando poner una red infinita
que sostenga mi caída al abismo,
me tienes pensando en huír de tu mano
por cada nueva y verdadera avenida.

Tú me puedes salvar,
llegas a cualquier hora y abrazas
con suma belleza los trozos de mí,
todo lo que dejó la explosión de caricias
que el diablo me hacía mientras ella mataba
despacio cada nuevo anhelo y poesía…

Tú me puedes salvar, que duele la espina dorsal,
hierve la marca candente de la derrota en mi andar,
pero me puedes salvar, tú que me curas la vida,
tú que me sanas a besos la desilusión y la herida,
si tomo tu…

Ver la entrada original 63 palabras más

Del Alma y la Piel…

Todo lo que te han dicho es una mentira,
el mundo no es una burbuja, no es una carceleta,
el mundo es una especie de luna llena en expansión,
un orgasmo in crescendo con alas de aurora boreal.

Luis Eduardo (Messieral)

Messieral

Eres fascinante y no te das cuenta,
eres tan hermosa y quisiera que por un momento
te vieras con mis ojos, observaras tus virtudes…

Todo lo que te han dicho es una mentira,
el mundo no es una burbuja, no es una carceleta,
el mundo es una especie de luna llena en expansión,
un orgasmo in crescendo con alas de aurora boreal.

Tu cuerpo desnudo no es imperfecto, ni objeto,
es el objetivo de mis besos que te son sinceros,
eres perfecta en cada letra de tu nombre, Ana,
en cada milímetro de piel, en cada vello,
en cada gota de tu néctar, en tus ojos de avellana.

Tienes el sendero de lunares que quiero recorrer
lentamente, eternamente, con el roce de mis labios,
tienes los besos divinos que siempre quiero comer,
el alma y sonrisa que siempre quiero poseer…

Tus sueños no se han quedado atrás,
los he traído…

Ver la entrada original 119 palabras más

He Apagado el Ruido de mi Ciudad

Los invito a pasar por el blog de Luis Eduardo (Messieral) y dejarse cautivar por su bella poesía, sus historias en ascuas, su voz y su música tan única e incomparable…
https://messieral.wordpress.com/

Messieral

He apagado el ruido de mi ciudad
para que descanses tranquila,
para que mi voz arrulle despacito
el alma de mi princesa bonita,
para arroparnos con aquel friíto
nuestra piel cosida a la cama.

He apagado el ruido de mi ciudad
y me dedico a contemplarte,
tus ojos cerrados guardan mis sueños,
los que sólo tú conoces, los que sólo tú,
tus pechos cubiertos por la sábana
cobijan la promesa de mi salvación,
la que sólo en ti encuentro, la que sólo en ti.

© Copyright – Messieral | Luis Eduardo – Poesía
Ciudad de Guatemala 04/10/2015

Gracias por sus ojos y por estar,
te invito a leer también:

Silente Acrobacia Perversa.
Ella Tenía Miedo, Yo Arándanos.
La Materia que Compone al Fuego.

Ver la entrada original

La Cima Más Alta

Y yo, me he grabado con fuego indeleble
tu amor entre mi sangre, y sonríe paciente
mi corazón que confiado ya descansa entre tu labio,
porque ahora te he encontrado, te poseo,
porque ahora estamos juntos en la cima más alta…

Luis Eduardo (Messieral)

Messieral

Tú me has escrito con el lápiz
que trazaba tus suspiros e ilusiones,
siempre estuve porque me trajiste a ti,
porque me querías cerca, porque me querías.

No te he dejado de pensar un sólo día,
no te he dejado de querer, ya eras mía,
desde que una gaviota alzó el vuelo
adentrándose en el cielo de mis ojos,
desde que unos versos precipitaron
llovizna refrescante en el paisaje de mi sol.

Tú me has escrito con el lápiz
que quebró su mina en el intento,
que intimó a cuenta gotas con el viento
de las cinco de la tarde que me vio soñarte…

Tú me has escrito con el lápiz
de tus intensos romances
y aquí me tienes, pero no será por cerca
mi presencia todo lo que soñaste,
superaría cualquier ilusión tuya
por demostrarte que siempre fui el mejor,
que siempre pude darte algo mejor…

Y yo, me…

Ver la entrada original 50 palabras más

Amar y Bien… Muy Bien

Lo que descubrirán en Messieral es algo único, auténtico y extraordinario… No encontrarán otras historias como las suyas, llenas de detalles, lugares y sentimientos que ni imaginaban…

Estoy más que encantada y orgullosa de invitarlos a leer Luis Eduardo en su blog: https://messieral.wordpress.com y se dejen cautivar por su arte, su talento y su magia.

Messieral

Al final terminé por darte mis alas de jaguar y mis plumas de quetzal, te juro, de todo corazón, que no eras mi intención pero como las mejores cosas de la vida, sin planearte he terminado amándote, con cada fibra de mi camaleónica esperanza e inquietud.

Yo no esperaba latir por ti y, finalmente, he comprendido que sin ti no podría ya sangrar, mi sangre guía barquitos de contrabando, que trafican ilegalmente tus mejores sonrisas. Estoy totalmente lleno de tus maneras, suspiro si tú caminas sobre la tierra amainando litorales sólidos de desesperanza. Me gustan tanto tus piernas de caramelo, endulzas con tus deambulantes pasos las calles de mi vida, me habitas y me obligas a redecorar la habitación de mi corazón sólo para ti.

El espacio sideral de mis recuerdos lo has coloreado con la pintura que traías en las uñas, tu labial ha marcado en mi pecho su seña indeleble, como…

Ver la entrada original 801 palabras más