Escritos

En estos tiempos inciertos… [Carta al lector]

Llevo tiempo sin escribir para el blog, no había podido desempañar mi mente de tantas cosas para dejarme fluir otra vez. Pero han llegado estos tiempos, tan inesperados, tan inciertos, en los que no me puedo permitir que el encierro sea total también en mi cabeza. Este blog representa para mí una ventana que al abrirse me permite dejar respirar mejor a mi alma y también acortar la brecha que nos separa, atenuar las distancias con palabras sinceras para cada uno de ustedes que no ha dejado de venir acá. 

Hemos entrado en la niebla, los días van sucediendo entre incertidumbre, tristeza, luto, desesperación. Hacemos equilibrio entre mantenernos cuerdos y perder la razón… El camino no se ve claro, lo que sí se ve claro es que para todos, esto está siendo demasiado difícil de asimilar, de enfrentar. Sin embargo, hay en todo esto esperanza. Porque sí o sí, vamos a atravesar a esta niebla. Porque sí o sí, esto va a pasar.

Todo esto es un punto de transformación para el alma, para la mente, para el corazón. Hay algo para nosotros aguardando en esta prueba que nos va a cambiar o que ya nos está cambiando. No seremos los mismos cuando esto termine. Nos sucede en un momento crucial e importante en nuestras vidas. En la que decidiremos que tipo de persona queremos ser al salir de esto, que tipo de persona estamos siendo mientras soportamos esto. Y quienes somos hoy para quienes van a nuestro lado y también están, como nosotros, resistiendo.

Hagamos todo lo posible por movernos, por mantener nuestra mente activa y ocupada, por mantener la creatividad fluyendo y usarla para aprovechar todo este tiempo en cuarentena para acompañar, apoyar, entender, aceptar, acercarse más a quienes amamos, unirnos, ser equipo, confiar y ser fuertes. Porque es tiempo de cuidarnos a nosotros mismos y cuidar a quienes nos importan. La salud es importante, es vital, no sólo la física, abarca todo lo que somos, nuestras emociones, nuestros pensamientos. Y es importante tenerlo en cuenta siempre.

Saldremos de esta, saldremos adelante y saldremos más fuertes. Un mañana nos aguarda con todos esos abrazos y esos besos que hoy echamos en falta.

Desde mi rincón envío todos mis mejores deseos para ustedes, que se encuentren bien ustedes y sus familias. Espero poder acompañarles desde este humilde blog de poesía, cartas de amor y sueños, para hacer un poco más amena esta etapa complicada.

Desde Versos en tu Piel para todos ustedes…
Un abrazo al corazón.

Ana Isabel

Amor confeso

Mi dulce amor,
tengo entre mis costillas
un corazón habitado de mariposas,
de poemas y atardeceres cálidos,
de estrellas con deseos que te nombran
desde el centro de mi pecho.

Mi amado poeta,
se esconde entre mis labios
la sonrisa de niña enamorada
que a la caricia de tu mirada asoma
y se transforma en flor, en beso,
en un sutil arrebato de amor confeso.

Y estoy indefensa a tus encantos, cariño mío,
que me brota el amor como el agua más clara,
se me abre el pecho y se inquieta la brisa
con el susurro de las alas de mis mariposas.

Estoy temblando…
Y es tan evidente,
siempre te he querido.

Nuestros domingos

Amanecer en tu espalda
dibujando mi deseo en tu piel,
alejados del mundo
tan cercanos al cielo;
tan unidos desde el beso
hasta el último aliento.
Tan tuya que sólo me puedo encontrar
en tu mirada, que despierta
para decirme que todo es real,
que todo este amor sigue siendo nuestro.
Y así, sin miedo al tiempo,
con el puñado de horas que tenemos,
nos amamos sin prisa
al calor de nuestra fantasía.
En nuestros domingos,
en nuestros momentos imborrables…
entre tus brazos donde todo vuelve a ser perfecto.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
12/04/2020

Un poema de madrugada

Eres ese poema de madrugada, amor…
que me deja en duermevela el corazón,
corazón que jamás se cansa de decir tu nombre.

Eres ese pensamiento que no me abandona
durante toda la noche en sus horas más silenciosas…

Y comienzo a soñarte despierta,
rimo mis labios en tus labios,
recito mi amor susurrándote al oído.
Escuchando tus latidos escribo en tu pecho,
con la tinta cálida de mis besos,
lo que te amo, lo que te siento…

Eres ese poema de madrugada, amor…
que mantiene despiertos todos mis sentidos,
y mis manos permanecen ansiosas si no te escribo.

Y así, soñándote despierta,
desde mi centro
nace para ti un nuevo poema.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
06/04/2020

Cómplices

Estoy hecha a la medida de tus manos,
a la altura correcta de tu corazón.
La noche es nuestro refugio y único testigo,
en su silencio sólo rima nuestra respiración.

Somos cómplices rompiendo los límites del deseo;
soy tu cómplice y amante de tu oscuridad.
Somos cómplices alimentando nuestro fuego;
soy la eterna enamorada de tu magia, de tu mar.

Abrazada a ti
quiero quedarme la vida entera,
siendo uno mismo
en la ternura de un poema,
siendo uno mismo
en la locura de nuestra pasión.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
05/04/2020

Nunca fui mía

Comprendí que nunca fui mía, que siempre te he pertenecido a ti.
Que no soy mía y que soy tuya en todas las maneras en las que nadie podría imaginar si quiera que se puede ser de alguien.

En estos tiempos en que todos quieren y creen ser sus propios dueños, yo respiro en libertad sólo entre tus brazos, sintiendo como habitas todo mi ser.

Y lo que siento me supera. Tú me haces despojarme de mi voluntad para hacer la tuya, para regalarte mi vida y sumergirme en ti y amarte.

Amarte profundamente enamorada, sin esquivar las balas, con el corazón desnudo y sin miedos necios.

Amarte como ya no se ama nadie, con fuego eterno en las manos, sin soltarnos.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
04/04/2020

Sino en ti

La certeza de que lo peor ya pasó,
saber que puedo respirar lo que es tuyo,
que tú respiras lo que hay en mí,
que es sólo para ti…

El eco de los pasos cercanos,
el sol que se volvió a ocultar.
El tiempo que ya es nuestro,
la fortuna que nos ha vuelto a encontrar.

Bajo qué cielo, sino éste, el nuestro…
En qué otro mar, sino en ti…

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
11/06/2019

La sangre al arder

Muéstrame el camino para volver
al mundo nuestro entre estos dos mundos;
volvamos a escapar, volvamos a creer
en el universo que nos habita bajo la piel,
en el amor que nos oxigena la sangre al arder.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
27/03/2019

Letal…

No necesito alas
si este amor me eleva,
me hace libre…
Si al besarte alcanzo el cielo,
si en tu pecho arde un nuevo sol…
Y tan sólo sentirte cerca me basta
para desconocer la gravedad de la Tierra
y rendirme a tu letal ley de atracción…

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
20/03/2019

Mirando al cielo…

— ¿Cómo miro el espacio? *Yo, queriendo saber el espacio de almacenamiento de un tonto teléfono*
— Mirando al cielo… *Tú, siendo tan tú…*

Y ahí estoy yo, haciendo una (mal formulada) pregunta técnica en mi ensimismada forma tonta de buscar respuestas a cosas con las que sólo me sé estresar después (y un poco a ti también)… Y ahí estás tú, con tus respuestas ocurrentes, sacándome la sonrisa más espontanea de todo el día hasta este momento, haciéndome volver a ti… Y sabes -porque lo sabes, porque bien lo sabes hacer- que siempre me han gustado tus maneras y con ellas caigo una y otra vez…

Y ahora me tienes… Mirando al cielo en tus ojos, perdida en el infinito poético de tu ser.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
19/03/2019

Semillas y raíces

Guardo en mi vientre semillas y raíces que se nutren de este amor. No queda mucho por esperar para que florezcas bajo mi piel. Un beso tuyo ha sellado mi destino, no lo olvido, no lo olvidaré… Tuya desde el primer instante. Tuya hasta que deje de ser.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
18/03/2019

Entre la pólvora y el fuego

Nos desvanecemos
entre la pólvora y el fuego,
tiritan de frío mis últimos versos
el cielo se cierra, la pena nos va comiendo.
He sufrido lo insufrible,
he gritado desde el silencio…
Si ha valido la pena ser testigo
de todo tu sufrimiento,
será porque hoy te llevo conmigo,
será porque aquí ya no nos queda tiempo,
será porque ahora es preciso
que no olvidemos, que huyamos lejos.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
16/03/2019