Romper el molde

— Se suponía que no debías irte nunca, se suponía que te quedarías con nosotros y entenderías que naciste para esto, para ser de esta casa y como el resto de esta familia, por eso quisimos moldearte a nuestras exigencias y nuestros sueños para ti. Era por tu bien. Lo hacíamos por tu bien… ¿En qué fallamos?…

— Justamente en eso, creyeron que ese molde funcionaría para mí y que sería incapaz de romperlo, que todo estaría bien. Pues no, ahora mírame partir.

Ana Isabel
San Miguel, El Salvador
26/11/2018

Anuncios

Muerte y mentiras

— Any, tu papá se murió…

¿Quién carajos quiere empezar su día con eso? ¿Cómo rayos se supone que reaccionas a algo así? ¿Cómo se te ocurre que de tal cosa vas a sacar de mí algo bueno? ¿Cómo te atreves a jugar esa carta conmigo? ¿Qué quieres de mí? ¿No pensaste en lo que me ibas a hacer sentir?

— Te llamó de madrugada pero no respondiste, no fuiste a ver para que te necesitaba… Continue reading “Muerte y mentiras”

Abrazar el riesgo

Digo mucho que los niños crecen muy rápido, pero he comenzado a prestar más atención al hecho de que nosotros los adultos también estamos creciendo demasiado rápido, es más, es mucho más preocupante y peligroso que nosotros nos hagamos más grandes, porque con nosotros crecen los monstruos que llevamos bajo la piel, se hacen más espesas y salvajes esas selvas de complejidades existenciales, nos perdemos con más facilidad entre nuestros pensamientos, esa enredadera de ideas que tratan de dar respuesta a todas nuestras preguntas. Nos volvemos prófugos de nuestra propia justicia, nos fugamos sin darnos cuenta de lo que vamos dejando en el camino, otras sí, lo tenemos demasiado claro… Continue reading “Abrazar el riesgo”